matemáticamente Lunes, 24 marzo 2014

10 canciones en películas deportivas que te mandarán de vuelta al gimnasio

Históricamente, Hollywood y los deportes no han formado un matrimonio feliz. Son contadas las películas sobre el tema que hayan sido bien recibidas por los críticos y la Academia. Sin embargo, a algunas les ha ido bien en la taquilla y esto se ha debido en parte a que toda película deportiva que valga la pena trae bajo el brazo una canción que la inmortaliza. Y antes de que empiece el apanado virtual, la siguiente lista no pretende ser un ránking, ni mucho menos. Solo son, como dirían los DJs de antaño, una muestra de las más sonadas (con algún contrabando personal del autor, por supuesto)

1. “Chariots of Fire Theme” – Chariots of Fire (1981)

Del film ganador de cuatro Premios Oscar, incluyendo mejor composición original, este himno compuesto por el griego Evangelos Odysseas Papathanassiou, más conocido como Vangelis, representa como ningún otro la devoción, el compromiso y el sacrificio del espíritu deportivo. No hay pierde en la historia de un judío que corre para vencer a los prejuicios, y la de un escocés que reafirma sus convicciones cristianas en las Olimpiadas. Vangelis también es responsable por la partitura de Cosmos de Carl Sagan y Blade Runner, entre otros, pero su hit de hits es  definitivamente “Carros de Fuego”

2. “Gonna Fly Now” – Rocky (1976)

El hecho que Rocky le haya ganado a Taxi Driver como la mejor película de 1976 suena ahora a sacrilegio, pero este tema de Bill Conti no ha perdido vigencia ni un solo día desde que se estrenó la película de Stallone. De tanto trajín, ya se ha abaratado con los años, pero nadie puede negar que con solo escucharla (cual perros de Pavlov)  nos ponemos en guardia y nos convencemos de que en esta vida no hay obstáculo insalvable. Por cierto, la historia de Chuck Wepner, el Rocky de la vida real en quien se inspiró Stallone, la pueden ver en este magnífico documental de Espn

3. “Victory Main Theme” – Escape to Victory (1981)

No nos engañemos. En cuanto a films de fútbol, no hay uno solo bueno. Esta producción, conocida en nuestras orillas como “Escape a la Victoria”, tampoco es la excepción. Se trata de cómo un grupo de prisioneros aliados juega un partido en el estadio Colombes de París contra sus captores nazis en medio de la ocupación, y es un pobre remake de una película húngara titulada Two Half Times in Hell . Pero, ¿cómo dejar fuera a una película que tiene a Pelé, Bobby Moore, Ardiles, Deyna y Rocky/Rambo de arquero?. El preferido de Hollywood, Bill Conti, aparece otra vez en el ránking y el tema principal (una especie de sancochado entre la música de Back to the Future, E.T. y la serie ¡Combate!) casi nos hace olvidar que, con los años, esta película se ve cada vez más lamentable.

4. “Intermezzo” (Cavalleria Rusticana) – Raging Bull (1980)

Si te gusta especialmente el cine y el boxeo, entonces esta maravilla de Martin Scorsese debe estar entre tus películas favoritas de todos los tiempos. “Toro Salvaje”, la historia de Jake LaMotta interpretada por Robert Deniro, empieza con una escena que es un poema audiovisual. El ballet de LaMotta encerrado entre las cuerdas del ring y de la vida, el fondo brumoso sobre una paleta blanco y negro y los violines de la composición de Pietro Mascagni, son perfección pura.

5. “The Natural Theme” – The Natural (1984)

Al béisbol, al igual que al boxeo, le ha ido mejor en el cine que a otros deportes. Bull Durham, Eight Men Out o Field of Dreams (ver a continuación) son algunos ejemplos. A esta película, los iluminados que traducen para el mercado latinoamericano le pusieron “El Mejor”, y tiene a Robert Redford como protagonista de la historia imposible de un jugador que llega al estrellato a los 35 años. La música es de Randy Newman, el tío que ha compuesto la partitura de una docena de films de Disney-Pixar.

6. “Shosholoza” – Invictus (2009)

Imposible que no se te ponga la piel de gallina cuando en esta escena, Matt Damon, en el papel de Francois Penaar, el capitán de la selección de rugby de Sudáfrica, arenga a sus compañeros en la final de la Copa Mundial y les dice: “¡Escuchen a su país! (…) ¡este es nuestro destino!”

La canción que une al que había sido hasta ese entonces el país de la discriminación y el odio es “Shosholoza” (“vamos hacia adelante” en Ndebele), un tema popular de la etnia Bantu Ndebele:

7. “When We Were Kings” – When We Were Kings (1996)

Este extraordinario documental dirigido por Leon Gast cuenta la historia detrás de la legendaria victoria de Muhammad Ali sobre George Foreman en Zaire en 1974. “Cuando Eramos Reyes” es mucho más que un film sobre el boxeo y prueba de esto es el montaje final, con el fondo de la canción original interpretada por Brian McKnight y Diana King

8. “Field of Dreams” – Field of Dreams (1989)

Kevin Costner es un granjero al que la voz de un fantasma (un ex beisbolista interpretado por Ray Liotta, y a quien si no es Henry Hill de Goodfellas no le creo nada) lo convence de construir un diamante de béisbol detrás de su casa. Acto seguido, aparecen de entre los choclos todo el equipo de los Chicago White Sox. Estos angelitos, a pesar de estar entre los mejores de la historia, se echaron en la serie mundial de 1919. La música es de James Horner, otro favorito de Hollywood que ha compuesto para films como Titanic, Aliens, Braveheart, entre muchos otros.

9. “Eye of the Tiger” – Rocky III (1982)

Esta es para la cazuela. No obstante mi firme convicción de que el boxeo es el deporte más maravilloso del mundo, tengo la lucidez suficiente como para reconocer que, a excepción de la primera, todas las demás versiones de Rocky son indigeribles. También reconozco que no es posible hablar de música en filmes deportivos sin incluir este esperpento ochentero. Con ustedes, Survivor y su one hit wonder “Eye of The Tiger” 

10. “Hotel California” – The Big Lebowski (1998)

Y a esta la hacemos entrar con calzador. “El  Gran Lebowski”, indescriptible y fabuloso largo de los Coen, no es una película sobre deportes, pero el bowling es –después de todo– una actividad deportiva. Además, cada vez que escucho la versión de “Hotel California” cantada por los Gypsy Kings en español, no puedo evitar evocar la siguiente escena de Jesús Quintana, interpretado de manera memorable por John Turturro.