corrupción , deportes , matemáticamente , noticias Lunes, 27 octubre 2014

Esta es la historia de cómo la Policía salvó milagrosamente a Manuel Burga de un juicio por lavado de activos

Esta es la noticia que pondría –ahora sí, esperemos– contra las cuerdas al presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Manuel Burga.

Le llegó la noche(?)

La noticia del día.

Todos ya sabemos que Burga es uno de los hombres más odiados del país. Una encuesta de IPSOS del 2013 reveló que el 92% de los limeños lo desaprueba y no quiere que siga en la Videna. Pese a que nadie lo quiere, este señor se ha convertido en el presidente eterno de la FPF  por siempre y para siempre. Y, hasta ayer, pensó que sería intocable y que nadie se enteraría de hasta donde puede llegar su poder.

Hasta ayer.

Los periodistas Juan Carlos Ortecho y Carlos Neyra de la revista PODER son los autores de la información que hoy rebota La República. Los dos periodistas han revelado –con un testimonio y documentos– cómo una investigación oficial que implicaba al mismo Burga en el delito de lavado de dinero fue truncada por la propia Policía. ¿Cómo así, cómo fue?

Les resumimos la  historia en cinco claves.

 

1. Ramos Heredia se hizo una y confirmó investigación a Burga

La noticia dio la vuelta en América Latina.

La noticia dio la vuelta en América Latina.

Hace poquito, el 3 de octubre, el fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, nos dio una buena noticia (y por fin se hizo una): Manuel Burga está siendo investigado por el presunto delito de lavado de activos.

En declaraciones a Radio Capital, el titular del Ministerio Público confirmó que el presidente de la FPF no solo tiene este proceso, sino otro del que no quiso dar detalles. Eso sí, dijo que uno de ellos es por posesión de bienes o dinero sin “justificación legal”. ¿Cómo llegaron esto? Bueno, el mismo Burga metió la pata al declarar en el programa “El Deportivo”, en febrero de este año, que su cargo en la FPF es “ad honorem“, es decir, que no ganaba ni un centavo (ya, pues).

“Mi cargo es ad honorem, el que quiera creerlo lo puede creer. Yo no vivo del fútbol, yo trabajo en mis actividades privadas por la mañana o por la tarde, en los momento en que lo tengo que hacer”

Sin embargo, esto fue desmentido por el tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Carlos Chávez, quien a finales de setiembre, reveló que los titulares de federaciones nacionales reciben un sueldo de diez mil dólares mensuales. Además dijo que anualmente cada Asociación Nacional recibe 250 mil dólares. Aja. Soliiito se enredó.

Esto es solo una parte de la historia. Después de una serie de recursos de amparo que presentó Burga, la Procuraduría de Lavado de Activos logró apelar para que no se archive la denuncia contra el presidente de la FPF y dos de sus socios por este presunto delito. Y ese fue el anuncio de Ramos Heredia.

Peeero, entre estos hechos ocurrió algo más que interesante. Y escandaloso. Continuemos hasta llegar al hallazgo de PODER.

 

2. Habla el policía que investigó a Burga

El hombre clave de esta historia es Dante Gamarra Zuñé, un suboficial de la División de Lavado de Activos de la PNP, quien antes de pasar el retiro tuvo como principal tarea seguirle el rastro a una denuncia crucial. En marzo del 2010 la Procuradora contra el Lavado de Activos, Julia Príncipe, denunció por lavado de dinero a Manuel Burga Seoane, y sus socios, Enrique Pacheco Farromeque y Enrique Pacheco Velarde. 

El policía Dante Gamarra, valientemente, investigó el caso. Anoche estuvo en Panorama y esto fue lo que dijo:

¿Entendieron qué fue lo que pasó y por qué esto es taaan fuerte? A ver, lo que hizo Gamarra fue cumplir su chamba de investigar al hombre más indeseable del país. Sin embargo, después de entregar toda su investigación, en un atestado de 39 páginas, algo extraño pasó. Así lo cuenta PODER:

Gamarra concluyó al final de su investigación que(…) existía una organización criminal que tenía como finalidad desviar el dinero de las arcas de la Federación Peruana de Fútbol, para el aprovechamiento de terceros que nada tenían que ver con la organización deportiva.

Los hallazgos de dicha investigación fueron plasmados en un atestado que el policía entregó días antes de su retiro a su superior directo, el entonces Jefe de la División de Lavado de Activos de la DIRINCRI, coronel Renato Solís Torres.

Grande fue la sorpresa de Gamarra cuando descubrió que el efectivo policial que lo relevó en el caso, el suboficial Pedro Mejía Arias, había elaborado un parte que decía que no era factible pronunciarse “sobre la existencia o no del delito de lavado de activos” de parte de Manuel Burga y sus supuestos cómplices.

¿Cómo? O sea, lo que llega a la Fiscalía es un simple parte policial, sin contenido incriminatorio, en el que se concluía que no existían suficientes evidencias para denunciar a Burga y compañía. Es por esto que se archiva el caso. Y todas las pesquisas de Gamarra se van al agua. Detallemos qué fue lo que encontró y por qué no puede pasar por alto en un parte cualquiera.

 

3. Quién era quién y cómo lo hicieron

Foto: La República

¿¿YYOOOOO?? Foto: La República

Lo que encontró Gamarra, quien dedicó TRES de los 37 años que estuvo al servicio de la policía a investigar a Burga, fue toda una serie de movimientos bancarios irregulares que suman en total casi 12 millones de soles. Estos millonarios ingresos fueron captados por la Federación por concepto de derechos de televisión y patrocinio. No obstante, fueron administrados por el Instituto Huapaya y terminaron en su cuentas.

Wait, ¿qué michi es el Instituto Huapaya y qué tiene que ver con Burga? Aquí la trama se complica pero es necesario entrar aquí para entender cómo funcionó -según la investigación del policía- esta “organización criminal”.

El “Instituto Alfonso Huapaya Cabrera” fue una escuela de entrenadores creada en el 2001, con una resolución del Ministerio de Educación y, coincidentemente, operó desde entonces en las instalaciones de la FPF, el reino de Burga.

En esto él no estaba solo, sino con dos hombres más, de su entera confianza: Enrique Alejandro Pacheco Velarde y su hijo, Enrique Alejandro Pacheco Farromeque. Uno más cercano a Burga que el otro; el padre era el director general de fachada y Pacheco Jr. era quien verdaderamente dirigía todo. Estos dos angelitos fueron sus cómplices y socios, según la pesquisa del policía, y quienes incrementaron sus bienes en todo ese tiempo que recibieron en sus cuentas dinero de la FPF.  De esto un ejemplo:

Pacheco Farromeque registra en sus cuentas bancarias personales ingresos por más de un millón de dólares. En el proceso también adquiere a título personal cuatro inmuebles –incluyendo una casa de playa-, una veintena de vehículos y una embarcación marítima.

Más o menos con el dinero que la tele le pagaba a la FPF por los partidos que terminábamos perdiendo fecha tras fecha.

 

4. Las pruebas del ‘cambiazo’ y ¿manejo irregular en la policía?

Este señor le siguió el rastro a Burga. Todo se fue al agua.

Este señor le siguió el rastro a Burga. Todo se fue al agua.

De acuerdo a la investigación de PODER, todo esto ocurrió entre el 2010 y el 2012, cuando todos celebrábamos los pequeños triunfos de nuestra selección con Markarián. Lo que comprobó el policía fue que todos los indicios incriminatorios habían sido eliminados del nuevo documento(!!!).

Lo curioso es que hay prueba rochosa de cómo fue cercenado el atestado de Gamara. Quien lo hizo no tuvo el cuidado de suprimir el encabezado, dejando tremenda evidencia. Miren el “antes“:

Foto: PODER

Foto: PODER

Y el “después” del tijerazo

¿Vieron el cambio? Foto: PODER

¿Vieron cómo se mocharon la embarcación marítima? Foto: PODER

¿Qué fue exactamente lo que se volaron? En el listado de propiedades de Pacheco Farromeque, se había eliminado la existencia de un inmueble y de la embarcación marítima. Además el suboficial Gamarra verificó que borraron:

  • La existencia de millonarios movimientos bancarios en las cuentas de una institución educativa (el Instituto Huapaya) que apenas contaba con la matrícula de unos 160 alumnos por año.
  • La irregular participación del Instituto Huapaya en el manejo financiero de los ingresos que le corresponden a la Federación Peruana de Fútbol.
  • Un repentino y considerable incremento en el patrimonio de Enrique Pacheco Farromeque, desde el momento en que recibió el encargo de dirigir al Instituto Huapaya de parte del presidente Manuel Burga.

“Enrique Pachecho Farromeque es el testaferro”, es lo que ha dicho Gamara. Por el contrario, ahora para la Policía él y su amigo Burga están libres de polvo y paja.

 

5. El jueves hay elección en la FPF… y Burga va por más

Foto: La Prensa

Foto: La Prensa

Sí, después de leer todo esto se imaginarán que Burga debe estar desapareciendo de la faz de la Tierra. Pues no. Está confirmado que a pesar del rechazo de todo el país, el presidente de la FPF se presentará ooootra vez a la reeleección. Después de este escándalo, esto fue lo que dijo Burga, de acuerdo con El Comercio.

“El fútbol te da fama y no prestigio. Siempre pasan estas cosas. Es regla general que hayan denuncias en este tipo de coyunturas, como en las elecciones. Creo que tenemos que cerrar filas frente a la bajeza y no dejarse amedrentar. Por eso yo me voy a presentar al cuarto mandato”

Increíble.

Burga preside la FPF desde el 2002, cuando sustituyó a Nicolás Delfino, y desde entonces ha sido reelegido dos veces, en el 2007 y 2010. Hace 22 años Manuel Burga llegó a la Federación Peruana de Fútbol. Y ha pasado por varios cargos: ha sido secretario, tesorero, vicepresidente y hasta que consiguió presidir la institución (y de paso atrincherarse). Ahora va por su cuarto periodo. Nada parece detenerlo.